Dona ahora
Asegure el desarrollo sostenible. más...



Proyectos para personas con capacidades diferentes"Él es mis pies, yo soy su vista."Virginia Choque Quispe, miembro del centro para personas con capacidades diferentes, junto a su prometido Micasio Valencia Bustamante, presidente del Centro. Virginia se encuentra en una silla de ruedas; Micasio es invidente.
Con el fin de luchar por el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidades diferentes, nuestra organización ha puesto en marcha este proyecto. Estamos comprometidos a mejorar la vida de las personas componentes de este grupo, protegiendo sus derechos, pero sobre todo integrándolos en la vida social, les ayudamos a capacitarse para el trabajo y los acompañamos en la búsqueda de empleo o generación de recursos propios, así como a las visitas al médico. También financiamos o gestionamos la adquisición de audífonos, anteojos sillas de ruedas, medicamentos y cirugías de ojos.

Tres veces por semana todos los miembros del centro se encuentran con la gerente del proyecto, quien es la enfermera Jessy, y dos voluntarios. Realizan las visitas domiciliarias y planifican los talleres de capacitación. Corazones para Perú trabaja en estrecha colaboración con la Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad en Urubamba. De lunes a viernes hay un almuerzo para el grupo que está preparado y comido en el comedor propio del proyecto. Además los miembros reciben frutas para que se puedan preparar jugos frescos.

En los fines del año 2011 inició el taller de cocer. Cada miércoles los miembros tejen ropa que pueden vender en el mercado en un propio puesto. Así pueden ganar su propio dinero y aprender a resumir responsabilidad.

El proyecto cuenta con 80 miembros registrados con edades entre los ocho y 80 años con diferentes discapacidades, tales como ceguera, sordera, invalidez, etc. Es importante para nosotros a tener una buena relación con los miembros. Por eso les visitamos regularmente en sus casas. La enfermera Jessy está acompañada de un voluntario. A través de estas visitas a las casas ganamos una mejor comprensión a la vida de los miembros. Con esta comprensión podemos trabajar específicamente y ayudar donde es necesario.

Debido a la solidaridad existente en este proyecto cada individuo se ve fortalecido. Así por ejemplo Micasio y Virginia tuvieron la oportunidad de conocerse y valorarse en forma mutua: enseñándonos que la alegría de la vida no tiene nada que ver con la integridad física, que lo importante es el amor y lo que ambos puedan compartir.




Carrera de silla de ruedas en la Plaza de Armas en Urubamba

Asamblea de los Miembros

Profundas amistades han surgido en el grupo

Es bueno intercambiar ideas

Reunión de manualidades

Esta niña sorda recibe un audífono

Cada uno necesita de vez en cuando a alguien lo escuche.

Reunión Anual en la plaza principal en Urubamba



Libro de visitas | Contacto | Recomendar | Cuento Donaciones | Pie de imprenta | |  dasLogin